Cuando la frecuencia sexual es un problema: columna de Salud Sexual de la Lic. Pombo en “Arriba Gente”, canal 10.

Es una consulta frecuente los conflictos generados por la diferencia en los ritmos de las relaciones sexuales, también conocido como discronaxia sexual. Generalmente escuchamos estos comentarios en la consulta: la mujer: “si fuera por él tendría relaciones todos los días y a cada rato”, el varón: “si fuera por ella una vez por mes con suerte y viento a favor”. Ella: “todo el tiempo está insinuando que desea tener relaciones”, él: “ella nunca toma la iniciativa, siempre busca excusas para rechazarme”.

Esta diferencia acusada en la libido sexual y la predisposición para el sexo, suele ser fuente de conflicto que impacta sobre la relación de pareja, la convivencia y hasta puede llegar a convertirse en un motivo de separación y divorcio. La conflictiva puede pasar por la hiperdemanda masculina y  el bajo interés sexual femenino.

PLENUS WhatsApp Chat Consúltenos!
Enviar via WhatsApp