Efectos de la pornografía en la sexualidad de la pareja: Lic. Rosana Pombo en “Arriba Gente”, canal 10.

La Directora de Centro PLENUS, en su columna de Salud Sexual, nos invita a reflexionar acerca de la creciente  preocupación sobre los efectos negativos que genera el uso compulsivo y adictivo de la pornografía en la vida sexual de las personas, tanto a nivel individual como en la pareja.

En el XLVI Congreso de la Sociedad Española de Medicina Psicosomática y VII Congreso de la Sociedad Andaluza de Medicina Psicosomática, celebrado en febrero de 2016, se trató el tema del daño que se observa está generando el consumo habitual de pornografía.

Varios estudios revelan que el consumo controlado y consensuado, compartido con la pareja, puede resultar positivo y enriquecedor de la experiencia sexual, potenciando el deseo, la excitación y el placer. A su vez puede contribuir al desarrollo de una mejor comunicación, más abierta, directa y honesta, a incluir variantes eróticas, desplegar la imaginación y las fantasías, y como resultado incrementar los niveles de intimidad y complicidad.

El problema suele surgir cuando el consumo de la pornografía se vuelve una conducta tan frecuente y necesaria que parecería que la persona – en estos casos los varones en general- no logran excitarse adecuadamente, responder a los estímulos sexuales de la pareja, si no está presente el estímulo porno, o más problemático aún, si siente que es más excitante, le genera más deseo sexual y una respuesta de erección y orgasmo más eficiente, si vive la experiencia a solas.

En la consulta sexológica se viene observando un aumento significativo en el consumo de pornografía y sus efectos negativos sobre el ejercicio de la sexualidad en la pareja, generando crisis y disfunciones sexuales (bajo deseo sexual, disfunción eréctil, retraso o ausencia eyaculatoria).

PLENUS WhatsApp Chat Consúltenos!
Enviar via WhatsApp