Importancia del diagnóstico temprano de la Disfunción Eréctil: entrevista a la Ps. Sexóloga Rosana Pombo

Las múltiples investigaciones en el tema coinciden que los problemas de erección son muy comunes en hombres de edades comprendidas entre los cuarenta y setenta años, pero también pueden afectar a varones jóvenes.

Si bien es normal experimentar alguna vez un episodio de disfunción eréctil y no debemos alarmarnos, cuando el síntoma persiste o se va agravando es necesario consultar y no postergar. El diagnóstico precoz posibilitará que el tratamiento más adecuado se ponga en marcha lo antes posible, y por lo tanto tenga mejores posibilidades de lograr buenos resultados.

Enfoque integral e interdisciplinario: identificar y tratar las causas y no solo el síntoma:

Los especialistas en la materia sabemos que las causas orgánicas de la disfunción eréctil pueden estar asociadas a factores de riesgo, como la diabetes, la hipertensión arterial, las dislipemias, el sobrepeso, el sedentarismo, el tabaquismo, entre otros, los cuales pueden ocasionar trastornos cardiovasculares futuros, como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular.

La Disfunción Eréctil suele emerger como síntoma y signo de estas enfermedades, y actúa como centinela alertando de la existencia de enfermedades ocultas, aún no diagnosticadas o de la peoría de las mismas.

La rehabilitación de la respuesta sexual no estará en el fármaco que el varón compre en la farmacia como medida desesperada, sino en las acciones y modificaciones que logre realizar junto a su médico tratante y al equipo sexológico, para controlar las enfermedades que dan origen y mantienen la disfunción eréctil.

Se ha concluido que la DE es un predictor de la disfunción cardiovascular, por lo tanto la consulta oportuna motivada por la DE, es leída como una oportunidad que le permitirá al especialista determinar los niveles de riesgo de las enfermedades subyacentes e ir más allá del tratamiento del síntoma (la DE). Trabajar con el paciente en recuperar su salud integral conjuntamente con la rehabilitación de la función sexual eréctil.

En este sentido se viene trabajando en la clínica sexológica, abordando la disfunción eréctil desde un enfoque integral y en equipos interdisciplinarios.