Satisfacción Sexual: dimensión de la Salud Sexual. Lic. Rosana Pombo en “Arriba Gente”, canal 10

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el concepto de salud desde una mirada “amplia, integradora y positiva”, “un estado de bienestar físico, mental y social completo y no simplemente la ausencia de enfermedad o dolencia”. En 1975 incorpora también la salud sexual, definida como “la integración de los aspectos somáticos, emocionales, intelectuales y sociales del ser humano sexual, en formas que sean enriquecedoras y realcen la personalidad, la comunicación y el amor”.

Más recientemente se ha incorporado la dimensión de la salud sexual, incluida la satisfacción sexual, en la atención de la salud.

La satisfacción sexual implica un concepto inherente a la sexualidad humana, relacionada a la valoración de la salud, la calidad de vida y el bienestar físico y mental.

Se ha destacado su importancia como concepto multidimensional, que integra variables afectivas y relacionales, como el amor, las sensaciones post relaciones sexuales, la comunicación con la pareja y la iniciativa para tener relaciones sexuales. También el ejercicio de una sexualidad libre de prejuicios, mitos, falsas creencias y tabúes sexuales.

Las sensaciones y sentimientos posteriores al encuentro sexual, como la alegría, el placer, la sensación de plenitud, de completud y de unión, son componentes muy importantes de la satisfacción sexual. Así también, la ausencia y la negociación de las discrepancias en la pareja, en cuanto al deseo de tener relaciones sexuales, la frecuencia, la calidad, se asocian fuertemente a la satisfacción sexual, entre otros elementos.

Bibliografía: Ahumada, S; Luttges, D; Molina, T; Torres, S (2014): “Satisfacción sexual: revisión de los factores individuales y de pareja relacionados”

PLENUS WhatsApp Chat Consúltenos!
Enviar via WhatsApp