“Sexualidad luego del cáncer de próstata”. Columna de Salud Sexual de la Lic. Rosana Pombo

La sexualidad es un área importante en la calidad de vida de los pacientes mayores y una preocupación luego que sobreviven al cáncer de próstata. La pérdida o disminución de la función sexual puede generar un fuerte impacto psicológico, con sentimientos de angustia y ansiedad, por no poder ejercer la vida sexual “normal” de antes. Aunque se limite el coito la mayoría de los pacientes mantienen la necesidad de intimidad y contacto físico afectivo.

El tratamiento del tumor prostático (cirugía, quimioterapia, radioterapia) suele generar disfunciones sexuales como la disfunción eréctil, la disminución de la libido y los trastornos eyaculatorios. Teniendo en cuenta que puede llevar desde semanas, hasta meses y años, recuperar su respuesta sexual, sobre todo la erección, será importante habilitar al paciente al diálogo, a transmitir sus miedos, expectativas y precupaciones sexuales una vez realizado el diagnóstico oncológico y el tratamiento elegido.

La Oncosexología, subdisciplina de la Medicina Sexual, fue creada para asistir en Equipo Interdisciplinario (Médico Sexólogo, Urólogo, Psicólogo Sexólogo, Oncólogo, en estos casos) a aquellos pacientes y sus parejas, que, luego del tratamiento oncológico, se vieron afectados en su respuesta sexual y en la satisfacción de sus relaciones sexuales, y por ende en su calidad de vida.