Claves para mantener una relación a larga distancia durante la pandemia. Columna de la Lic. Pombo en Arriba Gente, canal 10..

La Lic. Psicóloga y Sexóloga Rosana Pombo nos comparte en su columna de Salud Sexual en Canal 10 Uruguay, un interesante estudio acerca de los desafíos que vienen atravesando las parejas que viven en distintos países, para mantener su relación.

La pandemia por coronavirus aisló a las personas y distanció a las parejas:

Durante la pandemia hemos observado que muchas parejas vieron interrumpida su relación física por vivir en diferentes países. Las medidas de restricción de las autoridades sanitarias no les han permitido viajar para verse. Pasadas las semanas, los meses y el año de distanciamiento, comenzaron a sentir gran incertidumbre, ansiedad, angustia y temor por el futuro de la relajación.

Según un artículo del estadounidense Dr. Justin Lehmiller, estas relaciones presentan desafíos únicos, y no solamente funcionan, sino que logran ser tan fuertes como las relaciones en las que los parteners viven cerca o incluso conviven.

“Las relaciones a larga distancia tienden a fracasar por falta de intimidad”: ¿mito o realidad?

Se cree que estas parejas están menos satisfechas y es más probable que rompan la relación por falta de intimidad física; sin embargo según este autor la mayoría de los estudios no encuentran diferencias en la satisfacción según la distancia entre sus miembros. No habría más posibilidades de fracasar ni se vería afectada su calidad.

Razones por las cuales una relación a distancia puede mantenerse firme:

Estas personas realizan un gran esfuerzo para mantener el funcionamiento de la relación, a pesar de que la intimidad física sea poco frecuente. Trabajar en mantener la relación está relacionado con sentir que se está con una persona muy valiosa, excepcional. Parecería que aquellos que tienen relaciones relativamente sólidas son los que deciden invertir en mantener el vínculo a distancia.

Fantasías sexuales: “salvavidas” para el dormitorio en tiempos de pandemia. Columna de la Lic. Pombo en Arriba Gente, canal 10.

En su columna de Salud Sexual en Arriba Gente de Canal 10 Uruguay, la Sexóloga Rosana Pombo nos explica cómo las fantasías sexuales pueden ser un recurso erótico muy valioso para mantener activa la libido sexual en tiempos de pandemia.

La pandemia por Covid 19 ha significado un problema para la generación y mantenimiento de vínculos románticos y sexuales. El poder de la imaginación se considera más que nunca un salvavidas para el ejercicio de la sexualidad.

Las fantasías sexuales pueden ser usadas como combustible erótico de la vida real:

Puede ser beneficioso permitir que la mente vague por contenidos sexuales y románticos que permitan explorar la propia sexualidad, redescubrirse e inventar nuevos escenarios sexuales a través de la imaginación, a solas y en pareja.

Según un estudio la pandemia está motivando a la imaginación:

Según un estudio realizado en abril de 2020, por el Instituto Kinsey (USA), las personas se están volviendo más imaginativas en contexto de pandemia. Las actividades eróticas como el sexteo, probar nuevas posiciones, y la puesta en práctica de fantasías sexuales se han incrementado significativamente.

 

Disfunción Eréctil: síntoma y centinela, guardián de la salud del varón.

En su columna habitual de Salud Sexual en “Arriba Gente”, Canal 10 Uruguay, la psicóloga y sexóloga, directora de Centro Plenus, Rosana Pombo, habló del concepto de disfunción eréctil como síntoma de enfermedades subyacentes que actúan como factores de riesgo tanto para la impotencia sexual masculina como para la enfermedad cardiovascular.

Tal disfunción es entendida por la comunidad científica sexológica como un centinela que puede predecir un infarto cardíaco con 2 a 4 años de anticipación. Por lo tanto también se entiende a la disfunción eréctil como un síntoma protector y guardián de la salud del varón.

Ante la presencia de tal síntoma la consulta precoz será la clave para la rehabilitación de la función sexual, así como para el diagnóstico y asistencia oportuna de las enfermedades subyacentes.

 

 

Factores predisponentes para el éxito o fracaso en el tratamiento del vaginismo

En el mes de la mujer hablamos con la Sexóloga Rosana Pombo, en su columna de Salud Sexual en Arriba Gente, Canal 10 Uruguay: Factores predisponentes asociados al éxito o fracaso en el tratamiento del vaginismo.

Es un trastorno sexual por dolor generado por la contracción involuntaria y espasmódica del piso pélvico:

El vaginismo es una disfunción sexual femenina caracterizada por la contracción involuntaria de los músculos del piso pélvico que rodean el tercio externo vaginal. El dolor que experimenta (o a veces solo imagina) la paciente ante el intento de penetración vaginal, o exámenes ginecológicos, suele ser de moderado a intenso o muy intenso, lo cual impide o hace muy difícil ambas prácticas.

Factores predisponentes:

Un estudio realizado en Turquía en mayo de 2020, analizó el efecto de los factores predisponentes sobre el éxito o fracaso del tratamiento.

Factores predisponentes al fracaso terapéutico:

Las pacientes que eran más resistentes al tratamiento y tenían menor probabilidad de éxito terapéutico tenían antecedentes familiares con el mismo problema, un historial de terapias fallidas, sentían durante las sesiones que la afección era “su culpa”, relacionado este sentimiento a las creencias y conductas negativas de la pareja, y aquellas cuyas parejas tenían a su vez disfunciones sexuales.

Factores predisponentes al éxito terapéutico:

Lograban mejores resultados aquellas que durante el proceso entendían que su afección era un problema frecuente, las que su pareja mostraba comprensión, apoyo y empatía, y que las que sus parejas no tenían alteraciones en su respuesta sexual.

Conclusiones:

En la actualidad el enfoque terapéutico para el vaginismo consiste en la terapia sexual cognitivo conductual, sin embargo el método no es suficiente, hay pacientes que son resistentes al tratamiento, mientras que otras avanzan con éxito. Este estudio analiza los factores implicados.

Sexualidad femenina durante la pandemia: autoexploración y redescubrimiento

La Directora de Plenus, Lic. Rosana Pombo, nos comparte en su columna de Salud Sexual (programa de “Arriba Gente” de canal 10), resultados que se observaron en una encuesta realizada por la Asociación Mexicana para la Salud Sexual, sobre el impacto de la pandemia por COVID19 en la sexualidad de la población mexicana.

Entre sus resultados se reportó una importante disminución de la conducta sexual, un incremento en la violencia en pareja asociada al confinamiento, una disminución del ejercicio sexual en pareja asociada con grados de depresión, ansiedad y estrés por la violencia sufrida, y resultados positivos asociados al incremento en el uso de videollamadas sexuales y sexting.

En la mujer se observó un aumento en la conducta masturbatoria, lo cual hace pensar que también existe un lado positivo de la pandemia.  Parecería que el confinamiento generó la oportunidad para el desarrollo de la conducta de autoexploración y redescubrimiento que algunas mujeres han sabido aprovechar para el desarrollo positivo de su sexualidad.

“Brecha orgásmica”: diferencias en la frecuencia del orgasmo entre varones y mujeres

En su columna de Salud Sexual, en “Arriba Gente”, canal 10, Uruguay, la Directora de Centro Sexológico Plenus, Lic. Psicóloga y Sexóloga  Rosana Pombo, nos habló acerca de una interesante investigación realizada sobre una muestra poblacional de EEUU, en 2017, que arrojó entre sus resultados, diferencias significativas en torno a la frecuencia del orgasmo entre varones y mujeres heterosexuales.

En contexto de pandemia nos seguimos cuidando, recibimos el 2021 manteniendo el más alto estándar en el cuidado de la Salud Sexual.

En Centro Plenus nos esforzamos en cuidar la Salud Sexual de todos y todas, adhiriéndonos desde el inicio de la alerta sanitaria, a los protocolos y a las medidas de seguridad desarrolladas por las autoridades sanitarias.

Adoptamos todas aquellas estrategias que nos ayuden a a prevenir el impacto que la crisis sanitaria está generando sobre la sexualidad de la población, y a continuar brindando una asistencia sexológica integral de primer nivel.

Es nuestro constante desafío mantener el más alto estándar en la prevención y la asistencia de los trastornos que afectan a la sexualidad, sobre todo en el contexto de la pandemia actual.

Con el fin de acercar nuestros servicios a la población, en tiempos de confinamiento, hemos optado por potenciar al máximo la actividad de consultas no presenciales. Desarrollamos el servicio de consulta remota a través de Videoconsultas, las que se sumaron a las consultas presenciales, on-line y telefónicas vigentes, poniendo al alcance de la población la asistencia sexológica sin salir del hogar.

Esta fórmula es particularmente útil para una primera valoración diagnóstica y orientación terapéutica, así como para llevar adelante un tratamiento en aquellos casos que no sea indispensable el exámen físico, y cuando la anamnesis del experto resulte suficiente para orientarnos sobre las estrategias diagnósticas y terapéuticas sucesivas, sin necesidad de valorar presencialmente al paciente. De este modo, en pacientes con disfunción eréctil, eyaculación precoz, anorgasmia femenina, bajo deseo sexual, etc., cuya etiología sea principalmente psicológica, probablemente un protocolo de consultas presenciales y /o virtuales resulte suficiente para lograr un buen resultado.

En nuestra experiencia, la modalidad de asistencia virtual viene arrojando resultados muy positivos, posibilitando el acceso casi inmediato a un tratamiento sexológico integral de excelencia, favoreciendo la reserva y el anonimato, optimizando los tiempos del usuario, estrechando el vínculo con la institución y su equipo de especialistas, y maximizando la prevención del contagio por COVID-19.   A su vez este desarrollo tecnológico ha permitido extender progresivamente los servicios de asistencia sexológica a pacientes que viven en diversos países el mundo.